Áreas de trabajo

Áreas de trabajo

 

Energía solar térmica

La energía solar térmica es otra de las aplicaciones de la energía solar basada en el calentamiento de un elemento líquido, el más utilizado, el agua. Esta tecnología puede encontrarse en el suministro de agua caliente, calefacción, climatización de piscinas, refrigeración solar, etc... hablando sólo en términos de energía solar térmica a baja temperatura, ya que existe la media y alta temperatura con múltiples aplicaciones, siendo la más habitual la producción de electricidad en grandes instalaciones termosolares.

 

En energía solar térmica de baja temperatura, es normal ver en las cubiertas de los edificios de nueva construcción los llamados colectores de placa plana o los colectores de tubo de vacío, paneles que suelen presentar rendimientos altos en los meses de mayor radiación solar. Su coste se ha ido volviendo cada vez más competitivo convirtiéndose en una opción interesante para los usuarios finales, porque aunque encarece ligeramente el precio final de la vivienda, se rentabiliza rápidamente debido a los ahorros energéticos que de su uso se generan.

 

Sabedores de que la energía solar térmica de media y alta temperatura se trata de una tecnología todavía muy desconocida y a la vez muy importante debido a la multitud de aplicaciones que puede tener, ADES desde su departamento de investigación y desarrollo, trabaja en este tipo de energía desarrollando novedosos concentradores de media y alta temperatura.